martes, 28 de junio de 2011

MONTE PERDIDO DESDE ZARAGOZA: 4.400 metros de desnivel, 180 km en bici, 14 horas de actividad.


Cuando el año pasado se me ocurrió la idea de subir el Garmo Negro desde Zaragoza, y llegué a su cima, abrí sin querer la caja de los proyectos imposibles, esos que es difícil que lleguen a término, pero que cuando salen, hacen que te sientas feliz como un niño y lleno de energía. Me dí cuenta (entonces no lo sabía) que podía osar acercarme a uno de esos gigantes sin más motor que mi ilusión.


Parada de 30 segundos en Huesca


A las 5 de la mañana (25/06/11) suena el despertador y llega el momento esperado, ya no hay más nervios, hay que desayunar y ponerse en marcha. A las 6 en punto estoy pedaleando, por las calles de Zaragoza. Teresa, directora del equipo ciclista y conductora del coche de apoyo, diseña una estrategia consistente en una escapada en solitario desde el kilómetro cero, para intentar evitar una llegada al sprint. Por la antigua carretera de Huesca, el viento sopla, veo los aerogeneradores dando vueltas y digo, mal día. Agacho la cabeza y veo pasar la línea blanca del arcén, pidiendo que amaine.

Paso Huesca y la subida del Monrepós se me hace menos dura que el año pasado ya que el asfalto está mejor y ya llevo el viento en popa. Cruzo el Monrepós y veo el Perdido que me mira, empiezo a pensar que quizás llegaré. En Sabiñanigo hago la única parada, unos 5 minutos y sigo. Los tres últimos kilómetros del Cotefablo se me quieren agarrar, el calor empieza a ser preocupante, pero paso el túnel y para abajo en un momento. Julio, Luis y Gonzalo, vienen en coche detrás para hacer conmigo el tramo andando, con la idea de apoyarme (sobre todo en el descenso), pero al final lo tengo que hacer en solitario, pues han cerrado la barrera de la rotonda del puente de los Navarros y no van a poder pasar.




Llego a la pradera con un calor sofocante, busco una sombra e intento comer. No consigo comer mucho. Estoy medio dormido, o ¿dormido del todo? Desde mi posición horizontal a la sombra, con un sol de justicia y con el cansancio como consejero, veo imposible alcanzar el Perdido. Además, ahora se que iré solo. Pillo esterilla, funda de vivac, chubasquero, pantalón de chubasquero, frontal, pues no veo claro dónde podré pasar la noche, además de crampones de plástico, piolet y bastones.


¡Qué calor! Empieza la caminata.


Afortunadamente, la directora del equipo me pone las pilas, me anima y me dice, tú puedes (y yo me lo creo). Me acompaña, mejor dicho, la sigo como puedo hasta las clavijas de soaso a toda pastilla, entre una marea humana que baja. Superadas las clavijas de Soaso, sigo solo. Llego a Góriz a las 17h50, vuelvo a comer y a beber y a las 18h salgo para el Perdido. En ese momento creo que voy a llegar a las 22h, pero al cuarto de hora miro el altímetro y me doy cuenta de que estoy subiendo a 500 metros/hora, lo que significa que de seguir así en dos horas llego! Me pongo muy contento, me da un subidón, pues veo claro que podré estar arriba a una hora razonable. Al llegar a la escupidera me pongo los crampones de plástico. Se podía subir sin, en zapatillas, pero es mejor ahorrar fuerzas y tener más seguridad. A las 20h en punto llego a la cima y comparto el momento con otros tres que estaban en sus sacos para pasar allí la noche. Cuando me ven hacer cima a esas horas alucinan, pero cuando les digo de dónde he salido esa misma mañana,....,me miran con cara de ¿qué me dices?



video


Estar en la cima de un tresmil del Pirineo, habiendo salido por la mañana de casa, sin subirse a un vehículo a motor, por tus propias fuerzas, es una sensación indescriptible. Hay que probarla. Es una mezcla de incredulidad, poder, alegría e ilusión. Los últimos pasos son mágicos, los saboreas de una forma especial, como las primeras pedaladas, dentro del garaje de mi casa. Aún queda la bajada, pero voy flotando de alegría. A las 21h30, con los últimos rayos de sol, llego a Góriz, donde los guardas (a los que desde aquí quiero agradecer su amabilidad) me han guardado la cena.


Llegando a Góriz, más feliz que Ortíz!

MONTE PERDIDO,
¡Qué nombre mas inmerecido para un pico que me mira desde la lejanía cuando ando por Zaragoza!.

Dedicado a Roque y Miguel por seguir creyendo que Papá puede con todo y por ofrecerme sin dudar su Massey Ferguson a pedales para mi proyecto. A Julio, Luis y Gonzalo por querer compartir conmigo una ilusión, aunque como dice la jota: “No puedo pasar a la pradera, me lo impide la barrera”. A Mario Mingo, editor del vídeo, porque lo más bonito de ser profesor es aprender de los alumnos. Y a Tere, directora del equipo ciclista, conductora del coche escoba, masajista, ayudante de cámara, animadora,.... gracias por todo.


DATOS TÉCNICOS:
Parte en bicicleta (Zaragoza-Pradera de Ordesa): 180 kilómetros, 6h52, 2.404m de desnivel, a 26km/h de media, pendiente media 3%, pendiente máxima 9%, velocidad máxima: 67 km/h.
Parte andando(Pradera de Ordesa-Monte Perdido): 5h, desnivel: 2.000m.
En total, incluyendo descansos: 14h de actividad (hasta la cima) y 4.400m de desnivel positivo.
Hay que añadir 1h15 más que me costó bajar a Góriz.

Material: a) Para la carretera: bicicleta de carreras Orbea Onix, equipada con shimano 105, con cuadro de carbono y triple plato, una bici sencilla, para lo que se lleva por ahí.
b) Para el monte: pantalón corto de correr, camiseta, gorra, zapatillas Intrepid de Trangoworld, bastones de esquí, crampones de plástico, piolet, funda de vivac, aislante, chaqueta y pantalón de chubasquero y frontal. Lo subí todo hasta la cima, por si acaso, pues no tenía claro dónde iba a dormir.


Tierra de Naide, Agüero

Vía de iniciación equipada con parabolt en la pared este de Agüero. Sombra a la tarde.

Espolon del Gállego, impresion personal

El jueves pasado, por fin, pude ir a escalar al "espolon del Gallego" y os voy a contar lo que a mi me parecio. Todo el mundo ya habia estado (y alguno ya cuenta sus repeticiones...) y ya habia ganas de ir.

Yo hacía tiempo que no disfrutaba tanto escalando. Su equipamiento es lo que yo entiendo por una vía equipada (en la que no tienes que llevar absolutamente nada más que cintas expres). Los paraboles están muy bien puestos, no solo en número sino en ubicación. Viene un paso fuerte...ah miralo (el parabolt) chapas y te lo das. Todo esto la convierte en una via en la que si vas fuerte disfrutas y escalas, y si vas un poco mas justo, disfrutas y escalas (con alguna acerada como yo). Resultado, disfrutas y escalas en cualquir caso. (De la parte final, el espolón fuertes, no puedo opinar puesto que no lo recorrimos esta vez).

Sombra a la tarde, itinerario logico, buen conglomerado, tiene dos largos muy buenos para mi gusto que son el 6º 9º(con pasos bonitos quiero decir).

Pasamos buena tarde (entre aprox, escalada, descenso se va un rato) e, incluso FRIO que no veas lo que se agradece.

El descenso es lo que le puede restar algo, pero ahora ya esta mucho mas claro y se baja sin problemas.


                                                                                                                                      Gonzalo

Tierra de naide

Jueves 30 de junio, para despedir este mes, vamos a hechar la tarde en esta magnifica via de grado asequible y buen equipamiento, abierta por Gonzalo Arguedas, Julio Benedé y Luis Royo.

domingo, 19 de junio de 2011

Los mallos "gordos"

El Fire y el Pisón son los mallos mas emblemáticos de Riglos. Dos vias clásicas ascienden a sus cumbres en un grado asequible, la Galletas al Fire y la Pany-Haus hasta el Pisón. Dos actividades que bien pueden llenar de escalada un fin de semana. Ambas dos están bien orientadas, protegidas de los vientos del norte, pero con bastante sombra en las chimeneas. Dos cordadas de Sendero Limite con cuerdas de 40m y con fisureros y friends ya que el equipamiento es algo discontinuo.






jueves, 16 de junio de 2011

Descenso del espolon del Gallego

Ante los problemas para efectuar el descenso del espolon del Gallego, se ha señalizado un poco mejor la parte de inferior del descenso, la mas conflictiva. Creo que en el croquis se ve. Si quedan dudas consultais.


martes, 14 de junio de 2011

Carrera Tozal de guara. Campeonato Aragón Carrera por montaña.

Domingo 12 junio.

Carrera de montaña Tozal de Guara, donde se disputa el campeonato de aragón de carrera por montaña, una carrera de montaña, de verdad, subir a un pico y bajar, y ademas la bajada por otro sitio, por lo que se realiza una circular impresionante, nada de cortafuegos,ni recorridos extraños ,ni kilometraje exageros, lo que haria cualquier montañero normal pero con unica diferencia, que corriendo. Esto es para sendero limite una carrera por montaña.


                                                    Gonzalo Arguedas, de la seleccion aragonesa de esqui de montaña, 11º de la general, dentro de poco en el top10, calidad demostrada
                                                      

"Churla", Campeón de Aragón de Carreras por montaña sub23




Alguna foto del blog, de corriendo por la sierra.

lunes, 6 de junio de 2011

J.A Sanz, Curro y Ñapas

Domingo 5 de junio.

Jornada de tormentas que no llegaron, por la mañana escalamos las vias J.A Sanz y Curro en el mallo Frechin (una cordada por via), por la tarde despues de ligera comida nos vamos a la via Ñapas al mallo Gomez Laguna, bonita via que una vez restaurada quedara muy bien, como actividad corta.

                                                                 Luis Royo en J.A Sanz
                                                              Julio Benede en la curro
                                                           Cored, Gomez laguna, Aguja roja

mas fotos