martes, 1 de febrero de 2011

Foratulas... una ruta poco evidente.

El track está en el Wikiloc de senderolimite.
   En el Balneario de Panticosa se está estupendamente, hace un día esplendido, ¡de momento todo va bien...!
Aprovechamos la última nevada para empezar la excursión desde el puente de la central eléctrica y alcanzar el GR11, superando la impracticable pala de los bloques de Brazato (por aquí no podremos bajar). Vamos directos al puente-escalera del torrente de Brazatos.


Cambiamos de orilla en busca de la "combe", preciosa vaguada oculta en el bosque que parece no ir a ninguna parte. Cuando parece que nos hemos perdido aparece un disco rojo que nos indica por donde está el camino normal al Foratulas. El viento hace acto de presencia,parecía un día tranquilo y ya hay que empezar a abrigarse. Vemos evolucionar la nieve al ritmo del viento, las placas de viento se están formando, aplicamos los protocolos de seguridad. Pequeño cursillo de nivología sobre la marcha. La nieve parece estar viva, se arrastra, sube arremolinada, se deposita en pequeñas duna...
Entramos en la nevera del Foratulas, olla glaciar debajo de la cima central y de aspecto inaccesible.
El frío se intensifica, nos abrigamos y buscamos el sol en el lomon del fajón cerrao que nos encarrila hacia el collado de Foratulas. El ambiente es severo pero estas condiciones alpinas nos estimulan para afrontar la pala somital... "el pavo está en el horno".


...y llegamos a la cima.


...¿Quién es este "pavo"?

Lo conoce mucha gente y nos da la meteo... ¡que viene!.

El descenso del bosque de Foratulas ha sido muy exigente por la escasa base de nieve que dejan ver los bloques de piedras. Lo hemos disfrutado igual que siempre, sorteando los pinos y saltando piedras en "esquí de precisión". No recomendamos el descenso, riesgo 5 para las tablas.

Al final nos relajamos en el refugio del Balneario y nos ponemos al cuidado de nuestros queridos guardas que nos esperan con la comida caliente.



Este señor se ha olvidado algo al salir de casa. ¿Qué es?...

Isabel Sanjuan, Enrique Recio y Jorge G. Dihinx; gracias por vuestra compañía y vuestras aportaciones al grupo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Dónde vas sin calcero maño? La rusticidad te va a matar un día de estos! Abrigate que aún nos tienes que seguir enseñando. Un abrazo. Javier Fdez

Publicar un comentario en la entrada