sábado, 7 de septiembre de 2013

La historia de un cazador de pichones y un cabrero en el Picu

Como "somos hombres nuevos" en el Naranjo de Bulnes decidimos ascender esta ruta abierta a principios de s.XX por el primer medallista olímpico español (especialidad en tiro al pichón) y un cabrero de Caín, Pedro Pidal y Gregorio Pérez.
La ruta no es tan fácil como pinta sobre el papel, e incluso puede ser perdedora en su comienzo. Además de esto la roca de esta cara norte no tiene la adherencia de las otras caras... menos mal que hay clavos, pero no tantos como esperábamos!

A pesar de esto la vía nos gustó bastante, y las numerosas cordadas que la ascienden confirman la calidad de esta ruta y la pericia de sus aperturistas, quienes no utilizaron calzado (sólo un par de botas, y resbalaba), ni cuerdas dobles (sólo una de esparto), ni arnés (cuerda atada a la cintura), ni mosquetones... espectacular!

Se trata pues de una vía histórica, en "un deporte que tiene su historia, y que hay que conocer (JB)"

Cara norte del Picu

Kike estudia historía en directo

El comienzo es algo perdedor, unos clavos guían el itinerario sobre canalizos

La panza de la burra
El mar al fondo

1 comentario:

Publicar un comentario en la entrada