domingo, 24 de agosto de 2014

BATXURIZOPA (+18), Ordesa



Hermes: en la antigua Grecia, dios olímpico mensajero, de los viajeros y pastores, y también de los ladrones, entre otros gremios. Se destaca entre sus cualidades la astucia, el fraude, o el perjurio, por ejemplo, y cuenta con una gran habilidad, destreza y elegancia en sus acciones. Se le reconoce rápidamente por sus SANDALIAS ALADAS.

Oscar bajo la sucesión de techos
Batxurizopa (sopas de ajo), es la última vía que hemos realizado en la pared del libro abierto, en Ordesa. Obra de Ansa, Monreal y Cebrián del año 83. Vía muy difícil, en roca no muy buena siempre, que asciende el desplome del extremo derecho de esta pared. Gran ejemplo sobre cómo abrir una ruta desde abajo sin el uso de expansivos (sólo 4, todos en reuniones), ejemplo válido para las cordadas actuales que, visto lo visto, hubieran añadido algún seguro de progresión más (y lleva 31 años abierta).

Reuniones sobre spits, los únicos que hay en toda la vía
Como la primera mitad parece no ser de muy buena calidad, decidimos entrar directamente al bacalao por la Anglada. Al poco de comenzar la gran travesía de esta, montamos reunión en un clavo viejo desde el que nace un marcado diedro-chimenea con tendencia a la izquierda.


Placa Hermes


L1: V+, 40m. Ascender la chimenea directamente hasta debajo de un techo. Un clavo escondido al empezar el largo nos indicará el buen camino. Reunión sobre friends.

L2: 7a, 25m. Escalar directamente un primer techo (2 clavos), y el segundo franquearlo por la derecha. Una fisura de manos nos dejará justo debajo de un tercer techo, donde se instala una reunión colgada. 2 spits en reunión, recomendable guíndola.

L3: 6c, 25m. Escalar el tercer techo (un clavo al comienzo) por la derecha. Una nueva fisura de manos, incómoda, nos acerca hacia un cuarto techo que se supera por la izquierda. Reunión en repisa sobre 2 spits.

L4: 6c, 35. Largo clave. Escalar el diedro de la izquierda (2 clavos). En la repisa al aplomo de un nuevo techo, proteger como se pueda, rezar dos "padres nuestros", poner una vela al santo alien, y al lío. Esta placa se puede definir mejor como "desplome Hermes", pues la cuerda sale directamente del arnés sin pasar por ningún mosquetón cual plomada, ni tocar la pared (más bien todo lo contrario). En vez de sandalias aladas es conveniente llevar unos pies de plomo, si aprecias las piernas. Si has hecho este largo, el dios Hermes te apadrinará por tu gran astucia al ascender esta placa. La versión en artificial no es menos fácil, pues ente clavo y clavo (no instalados) hay pasos obligados. Se puede comparar este largo con el mítico "hook or book (A4)" de Sea of dreams del Capitán. Con suerte, se puede colocar algún microseguro, sólo válido para las casas de las moscas. Reunión sobre un clavo dinámico (lo mueves con la mano). Vamos, que este lago lo tiene todo...

L5: 6a+, 55m. Travesía saguzarra (del murciélago). Chapar un fisurero abandonado y hacia la izquierda a tope. Gran largo de cuerda donde hay que vigilar el roce de las mismas. No sé si lo llamarón así porque lo abrirían con nocturnidad y alevosía, o porque se necesita el sentido de la orientación de los murciélagos para navegar la placa negra.

 

Topo del libro de Santi llop, y en lápiz anotaciones actuales

¿Recomendable?
Vía sólo recomendable si cumples 3 requisitos:
- como dice el título de la entrada, podemos catalogar esta vía como +18, siendo este el número de vías que has debido escalar previamente en el valle. La denominación de dos rombos (más fiel al momento de su apertura), también es válida.
- te gustan las fisuras
- tienes un 6c infalible
Si no cumples estos tres requisitos podrás pasar una de las 12 pruebas de Hércules.

PD.-. anteriormente hicimos la vía del Sexto. En comparación, la citada es sobradamente más accesible (NR<7 p="">

Oscar y David

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada