sábado, 31 de marzo de 2012

Aspe con esquis desde la cima

Para calentar para la carrera del domingo nos hacemos una subida al Aspe. Salimos desde la estación de Candanchú y vamos por el paso del contrabandista, siguiendo las banderas de la prueba del domingo, por los lomeros de Esper, hacia el final de la silla de la Tuca.  Allí empezamos la bajada y nos metemos en el barranco de Tortiellas para subir al Aspe. Parecía que no había hielo,..., que el cristal que ha estado imponiendo su ley este invierno había decaido,..., pero no! allí estaba, bajo la capa de nieve, esperando (a pesar de que se decía que había desaparecido). El hielo, aún estaba vivo. Ya caerá.


 En la cima del Aspe.


Apurando el foqueo,...llegando a la cima

Subimos el tubo final que da al collado con crampones. Algunos con los esquis en la mochila para intentar bajar desde la cima. No parece muy clara la jugada pero allí estamos, comenzando a bajar. El tubo se baja a trozos talochando y evitando pasar por donde ya ha pasado otro llevándose la capa de nieve que oculta el hielo.

Pasado el tubo, en ese gran llano que hay a sus pies, las cosas cambian y empieza una bajada disfrutona (con una pequeña avalancha que provocamos a drede para purgar) hasta un llano encima de la última cascada antes del ibón de tortiellas, desde donde ponemos de nuevo las focas y siguiendo los banderines verdes de la prueba, subimos hacia la cafetería del Tobazo. Por hoy ya vale, que dos de los que vienen compiten mañana,..., hoy no!!! MAÑANA!!!

"La bici hasta la muerte,..., con la cabeza podrida de montañas"


 
Un tubo por favor! Y no quiero hielos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada