lunes, 27 de mayo de 2013

Séndero Límite en las paredes de Montrebei

Con los colegas del esquí estirando a su máxima expresión la temporada invernal, para otros el calendario de roca manda. Las tablas deben apartarse momentáneamente hasta… julio!, momento en que las sacaremos para refrescarnos un poco y esquiar en bermudas.
Con la compañía de Nimú y Mikel, en su gran reestreno mundial en una actividad de envergadura desde las Inescalables de Canadá (allá por el 2000), nos encaminamos a lo que desde el principio estaba llamada a ser una gran jornada: a pie de vía nos encontramos con el reverso suicida del año pasado, el cual nos ha esperado para que le acompañemos en lo que debió haber sido su sueño truncado. Con este hecho no hay excusas para sonreír con los difíciles muros compactos y verticales de Totxaires, en la pared de Aragón de Montrebei.
Tras 11 de horas de escalada, unos cuantos rasguños, algún kilo menos y unas cuantas canas de más, podemos divisar en la cima el Pirineo oriental aragonés, donde siguen disfrutando el resto de grupo, todo acompañado de la luna llena, quien iba a darle una tonalidad inolvidable.
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada