lunes, 19 de mayo de 2014

Cresta de los Murciélagos, pico del Aspe.



Comienza la temporada de roca, y con la nieve que resiste a la primavera podemos hacer las aproximaciones más rápidas y cómodas que sin ella, siempre y cuando el rehielo sea una realidad. Así, en un par de horas nos plantamos en el collado de Aísa, punto donde comienza esta ascensión de primera categoría de nuestro pirineísmo.
Escalamos el primer resalte, uno de los más duros y obligados de la ascensión, que se suele escaquear por su izquierda, y rápidamente nos plantamos en la base de la aguja "andestastu". Largo semiequipado hasta su cima, y breve destrepe para continuar con la parte más vertical de la vía. Nuevo largo, aéreo y con buena roca, para continuar sorteando los bloques de la arista horizontal que nos conduce al rápel (20m). Nieve en el collado que nos obliga a realizar maniobras complejas de aseguramiento en su franqueo, sólo aconsejables para funambulistas expertos. Estamos ya en la última parte de la ascensión, tratando de mantenernos en el filo de la arista, la opción más difícil. Trazado muy astuto para escalar los resaltes verticales, con un equipamiento generoso en algún tramo. Ya en la antecima, realizamos la larga arista hasta la propia cima del Aspe, con el "paso del conejo" como última dificultad.
Roca muy noble en la mayoría de la ascensión, a pesar de su aspecto. Equipamiento generoso pero sus escaladores han de llevar algún friend y fisureros para asegurase correctamente. IVº obligado. Posibles escapes por su cara sur.
Ascensión realizada el 17 de mayo de 2014 por Jesús y David


La nieve y el rehielo nocturno nos permite alcanzar el collado rápidamente, en dos horas

Andevaeste?

Sorteando olas dificultades cerca de la antecima

Arista final

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada