martes, 13 de mayo de 2014

Oberland con esquís

No es oro todo lo que reluce. Tras pasar unos días escalando en Chamonix, nuestro objetivo es realizar la ruta del Oberland bernés, toda una clásica que ya realizamos hace unos años, pero que en esta ocasión con la previsión meteorológica tan adversa, no iba a ser tan agradable.

Tras las dos primeras etapas con nevadas, más de un metro nuevo (en Aragón significaría mantener el riesgo 5 de aludes durante toda la temporada invernal. Mientras, allí no pasará del 3), en los que la navegación con GPS es obligada, pudimos realizar el Wysnollen, un clásico por excelencia ante cualquier condición. Durante aquel día templamos las piernas para la costra que nos esperaba al día siguiente, ya que la humedad ganaba terreno (los suizos tampoco se escapan de esta calidad).

A grandes espesores grandes costras, casi irrompible, estando prohibido hundir las espátulas y siendo necesario luchar por flotar y sobrevivir a las pendientes nortes del Gross Wannenhorn.
 
Tras estas jornadas donde los planes han sido modificados varias veces, toca retirada por nuestra ruta de acceso, el glaciar Aletschgletcher (patrimonio de la humanidad de la UNESCO al ser el mayor glaciar de Europa con 11km de longitud), y llegar a Fiesch.
(Fotos Lluc R.)




El GPS se hace vital para llegar a buen puerto


Abrir huella con este espesor requerirá un buen trabajo organizado en equipo


Lo que en condiciones normales se hace en 20', nos va a costar más de una hora, y cuesta abajo!

Llegando a la cima del Wysnollen

Del polvo al hielo, pasando por una buena costra

Retirada llegando a Fiesch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada