sábado, 12 de diciembre de 2015

En busca de la nieve esquiable.

Huyendo de los valles occidentales y de su nieve pétrea y escasa, hemos vuelto a Piau Engaly, una de las últimas bazas de esta temporada que parece que se va a cortar (id afilando los crampones y los piolets).

Estamos en riesgo 1 de avalanchas, lo que indica que el monte está muy peligroso (demasiado hielo y mucha piedra). Cuidado con el riesgo 1 que es peor que el 5.

Sin madrugar, para dejar que el sol hiciese su trabajo derritiendo un poco el hielo, hemos salido del parking bajo de las pistas de Piau hacia el Lenquo de Capo. La primera pala estaba dura y envejecida por las huellas, haciendo dura la progresión. Cuchillas imprescindibles. A partir del último rellano previo al collado ha aparecido en la umbría la nieve polvo prensada, que nos ha dado la alegría del día. A diferencia de otras veces (que la cornisa del collado es muy grande) se podía acceder fácilmente por la izquierda. Hemos subido el Lengua de Capo montados en las tablas y luego hemos ido al Gravaris (2.900), una antecima del Campbieil.

El proceso de nieve primavera ya no existe, debido a la baja altura del sol (por las fechas en las que estamos) y a los velos de nubes que nos han acompañado desde la mañana.

En la zona nos hemos encontrado "personne" a punta pala (un desembarco colectif de nuestros amigos del CAF).

Descenso digno de una Semana Santa, por la penitencia para los cuádriceps, que echaban humo. Menos mal que acababamos de afilar los cantos.

Por el momento, Benasque descartado. Sólo nos queda la Val d´Arán. Lo intentaremos el próximo fin de semana.

Hemos acabado bajando un poco por las pistas a última hora. Estaban en buenas condiciones, muy poca gente y nieve decente (Alberto, la cagaste!)

Referencia:

Me lo dijo Jorge,...me lo dijo
(qué te dijo Jorge?): que estuvo esquiando,
y vino encantado de todas las cosas que vio por allí
Me lo dijo Jorge,...
(qué te dijo Jorge?):
(qué te dijo Jorge?): que la mitad del tiempo,
se la pasó andando,
por un pedregal,....

Si vieras qué giros más lindos,
que nieve, que traza,
allí la alegría de noche y de día
no tiene fin!
Y yo que me muero por ir a esquiar,
con eso de Jorge me pongo a pensar,
en meter las focas, cuchillas y botas en una mochila
y marcharme pallá












3 comentarios:

Jorge García-Dihinx dijo...

Me lo dijo Pérez!
Jajajajaja...
Jorge

Alberto Arevalo dijo...

siempre estoy en el momento justo y en el sitio adecuado

Anónimo dijo...

Sigo pensando que de mayor quiero ser como vosotros. De momento sólo voy cumpliendo lo de ir haciéndome mayor, jeje.
"Teresa la Marquesa"

Publicar un comentario en la entrada